Ánforas cultivadas

¿Cómo se hacen?

Después de un largo proceso de búsqueda, en el que se documentaron los diseños y medidas de los diferentes modelos de ánforas, encontradas en yacimientos arqueológicos submarinos de cualquier área del Mediterráneo, con técnicas ancestrales, los artesanos han recreado las formas exactas de las piezas de barro originales.

Una vez cocidas en el horno, se les aplica un tratamiento de electrólisis para estabilizar el barro. Una a una, los submarinistas las sumergen manualmente en el fondo del mar donde los corales, las esponjas, algas, ostras y otros organismos, colonizan su superficie, creando formaciones calcáreas que, lentamente, irán decorando cada pieza de manera individual e irrepetible.

A lo largo de los años, los buzos, pacientemente, las irán girando para que la vida marina se incruste por toda la pieza, como si hubieran pasado miles de años, para después recuperarlas.



Ampliar imagen
Exclusividad

Cada pieza es única y se entrega con una placa que la identifica, indicando el origen, la época y el uso a que se destinaba, así como el modelo y el número de serie.

Sistema de embalaje (ver proceso)

El sistema de espuma-in-situ bloquea y protege diferentes productos de diferentes formas y medidas.

Curiosidades (ver documento)

Ver vídeo del proceso

Proceso de creación de las Ánforas Cultivadas


Ideas de uso
- Decoración
- Regalos de empresa
- Trofeos
- Regalos exclusivos
- Obsequios institucionales - Exposiciones promocionales
- Herramientas de apoyo para museos y centros docentes
- Iluminación
ver galeria ...
Thalassia: distribuidor autorizado de Ánforas de Mar.